Rocinante en don Quijote

Rocinante es el “caballo” de don Quijote. Es un personaje, que a pesar de no ser humano, es de gran importancia ya que es el medio de transporte que don Quijote utiliza para movilizarse a diferentes lugares. Este personaje da mucho de qué hablar ya que hay muchas similitudes entre él y don Quijote. De igual manera, hay estudiosos que han hecho una comparación de lo que significa Rocinante para el mundo de latino américa. Este ensayo habla de la importancia de tal personaje y de lo que otras personas han dicho acerca de éste.

Primeramente, los lugares donde Rocinante aparece son muy importantes. En el capítulo XV de la primera parte, Rocinante juega un punto importante ya que por su deseo de “refocilarse con las señoras facas” se suelta y va tras ellas. Debido a esa acción, don Quijote y Sancho reciben su paliza, “Los gallegos, que se vieron maltratar de aquellos dos hombres solos, siendo ellos tantos, acudieron a sus estacas, y, cogiendo a los dos en medio, comenzaron a menudear sobre ellos con grande ahínco y vehemencia” (Cap. XV). Es importante destacar esto ya que, si no hubiese sido por Rocinante, don Quijote y Sancho no hubiesen sido golpeados.

En la misma acción es importante señalar la similitud que cosas que le suceden a don Quijote y Rocinante. En el mismo capítulo XV, antes de que don Quijote y Sancho fuesen golpeados, a Rocinante ya la habían dado una paliza que lo habían dejado tirado en el piso. El texto dice “Ya en esto don Quijote y Sancho, que la paliza de Rocinante habían visto, llegaban ijadeando; y dijo don Quijote a Sancho: A lo que yo veo, amigo Sancho, éstos no son caballeros, sino gente soez y de baja ralea. Dígolo porque bien me puedes ayudar a tomar la debida venganza del agravio que delante de nuestros ojos se le ha hecho a Rocinante” (Cap. XV). Aquí vemos como las cosas que le suceden a don Quijote constantemente, las palizas que le dan en diferente ocasiones, son las mismas que le dan a Rocinante.

De igual manera, hay una similitud grande entre las características físicas de don Quijote y Rocinante. Tanto don Quijote como Rocinante son delgados, muy demacrados y de una apariencia muy débil. El texto declara “Y así, después de muchos nombres que formó, borró y quitó, añadió, deshizo y tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar Rocinante: nombre, a su parecer, alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín, antes de lo que ahora era, que era antes y primero de todos los rocines del mundo” (Cap. I). Esta parte hace la descripción de Rocinante. Según el texto, rocinante era bajo y débil, más piel y huesos que otra cosa.

Por el otro lado, el texto dice lo siguiente acerca de la descripción de don Quijote “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor” (Cap. I). Ambas descripciones son de una forma negativa en la cual, tanto don Quijote como Rocinante, son presentados de una manera muy diferente a lo que don Quijote tiene en mente; gran caballero con un fuerte caballo.

Hay estudiosos que han hablado de como se la importancia que tiene Rocinante en Latino América. “Cabalgando con rocinante: una lectura del Quijote desde nuestra América” escrito por Arturo Andrés Roig, es un texto cuyo tema principal es de como don Quijote y Rocinante han influenciado la vida de muchos literarios en Latino América. Roig dice que los literarios en Latino América son los Rocinantes del último tiempo y que, así como Rocinante llevaba a don Quijote por diferentes lugares, ellos llevan sus denuncias sociales a diferentes partes (Roig 143). De igual manera, él dice que muchas personas importante de la literatura, han tenido que sufrir, tal y como sufrió Rocinante algunas palizas por llevar a don Quijote, por la cause de llevar sus denuncias a diferentes partes (Roig 144).

En conclusión, la importancia de Rocinante en la novela es notable. Primero, hay muchas similitudes que reflejan a Rocinante y don Quijote. Eso es importante porque nos hace ver que tanto dueño como jinete pasan por el mismo valle de tristeza. Segundo, mutuamente se causan dolor, por culpa de uno sufre el y otro. Y por último, Rocinante ha inspirado a figuras literarias para llevar sus mensajes, a pesar de tener que sufrir, a otros lugares.